Comer sano por poca plata.

Los lectores de Chile seguramente recordarán el ínfame “Recetario de Lavín”.

A los que no, los contextualizo brevemente. Hace un par de años un ministro de estado lanzó una campaña muy rimbombante cuyo objeto era un libro de recetas para la familia de clase media-baja, de presupuesto muy acotado, en el que enseñaba un montón de preparaciones de comida en las que el tope era “2 lucas”, al rededor de 4usd.

Aparte de toda la chacota que armó ese anuncio en las redes sociales, en la que seguramente participé, porque me creo ingenioso.Personalmente nunca lo leí, ni lo consideré en serio.

Hasta hoy.

Lo acabo de bajar, está todavía online, lo puedes bajar acá si te interesa, yo todavía no lo leo, jaja.

En realidad lo recordé porque reciencito leí un artículo en un blog gringo, en el que una mina que se llama Leanne Browne hizo una cosa súper similar, pero a la gringa (derp). En general la comida cotidiana gringa es más jugada que la chilena, en términos de que para el desayuno comen como bestias, etc.

El recetario está online gratis, y lo puedes bajar acá.

OK. basta de prefacios.

Escribo esto porque, con tanto recetario para comer barato, se me ocurrió la brillante idea de organizarme para ver si es que puedo comer bien y rico por dos lucas al día.

Ahora mismito me puse más menos a dieta y estoy comiendo mucho más frutas y verduras que carbohidratos.

Se sabe que es mucho más barato llenarse de pan que de ensaladas o carne, entonces el desafío es mayor. Pretendo combinar información y conceptos de ambos recetarios para poder hacer una dieta variada y entretenida.

Es como un juego.

Voy a estudiar estos recetarios y postear mis experiencias con harto detalle. Me va a servir para controlar mejor mi bolsillo, y claramente mi dieta.

Ojala alguien se entusiasme y se sume a la iniciativa y comparemos resultados, recetas, etcétera.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *